ACTUALIZACIÓN CORONAVIRUS: Nuestras entregas se continúan realizando con normalidad. Ocasionalmente, podrían producirse leves retrasos.

 

Herramientas para empapelar al detalle: Nivel, plomada y polvo

Tres herramientas con la misma finalidad: crear una línea recta para la primera tira de papel pintado o la que se coloca después de un rincón. El nivel es el clásico entre esas herramientas; es fácil de usar y en casi todos los hogares hay uno. La plomada es una de las formas más antiguas de crear una línea recta. El cordel de trazado/carrete de línea de tiza es una variación más moderna del tema.

Cuál de estos tres dispositivos de medición se prefiere es cuestión de gustos. La plomada y el cordel de trazado requieren un poco de práctica y paciencia al principio. Para las líneas de plomada en techos, el cordel de trazado es el mejor dispositivo. Los cordeles de trazado solo son adecuados para líneas verticales. Los niveles son tremendamente fáciles de usar, razón por la cual se usan con mayor frecuencia para las líneas de plomada a lo largo de las paredes.

Niveles: modelos y usos

Los niveles son una herramienta indispensable en muchos oficios y se pueden usar como dispositivo de medición para la alineación vertical y horizontal de espacios, superficies u objetos. La estructura básica es la misma para todos los modelos. Los niveles tienen una carcasa rectangular y alargada hecha de aluminio o plástico que a menudo contiene una escala de medición (en centímetros y milímetros). Esta útil adición significa que también se puede usar como regla. En cuanto al color, la carcasa suele ser de color rojo, amarillo o gris aluminio. La parte principal es el nivel de burbuja encapsulado que está alineado con el área de medición. A veces se llama "el ojo", "el vial", o simplemente "la burbuja" y se mueve en líquido. Las marcas de línea especiales a la izquierda y a la derecha de la burbuja encerrada muestran si la alineación es perpendicular o no.

Tapeten-Wasserwaage

Los niveles están disponibles en muchos tamaños y longitudes diferentes. Pueden tener entre 10 y 200 cm de largo. Mientras que los niveles de tamaño reducido a menudo se usan para partes pequeñas y difíciles de alcanzar y áreas estrechas, los más grandes (más de 100 cm) están diseñados principalmente para la construcción profesional. El número de viales, así como su posición, también pueden diferir (dependiendo de su uso real). Por ejemplo, en algunos modelos, se colocan varios viales de medición vertical y horizontalmente en la carcasa o armazón. Para proyectos comunes de bricolaje, especialmente empapelar, basta un nivel de burbuja con una burbuja vertical y horizontal. Una escala de medición es un extra útil. Para líneas rectas, la longitud del nivel de burbuja debe ser de unos 50 cm o un poco más. Con un costo de alrededor de 15 € para los niveles "domésticos", ésta es una inversión relativamente económica, especialmente porque esta herramienta de medición tiene diferentes usos.

Aplicación durante el empapelado: una línea totalmente recta es esencial para la primera tira de papel pintado, o la que sigue a una esquina. El ancho del papel se mide y marca en la pared con una regla o el nivel de burbuja. Una pequeña marca de lápiz en la sección de la pared superior debe bastar. El nivel de burbuja se alinea verticalmente con la marca de lápiz y se dibuja una línea a lo largo del nivel de burbuja. A continuación se coloca al final de la línea mientras observa detenidamente la burbuja. Si está posicionada en el medio, la alineación es perfecta. La línea dibujada se continúa. Este proceso se repite hasta que se alcanza el extremo inferior. El mismo proceso se aplica al techo.

Plomada: modelos y usos

Las plomadas constan de un cono de metal que se utiliza como peso. En el extremo superior, hay un ojal para enhebrar una cuerda fina que se usa para crear líneas verticales rectas. La plomada y la cuerda se pueden comprar por separado o en un conjunto (generalmente con cuerdas de nylon a prueba de rasgaduras). Las plomadas vienen en varios tamaños y pesos. Como herramienta para empapelar, 80 gramos son suficientes; la cuerda debe tener alrededor de 5 metros.

Tapezier-Senklot

Las plomadas con recuperación automática de cuerda son más pesadas ​​y pueden ser de hasta 400 g; la aguja de fijación en la carcasa de la cuerda se utiliza para sujetar el dispositivo a la pared. Los precios de esta herramienta oscilan entre 4 y 20 €, según el diseño.

Tapeten-Senklot-automatischer-Schnureinzug

La plomada se considera una de las herramientas de medición más antiguas para fontanería, ya que se utilizó desde el antiguo Egipto para construir las pirámides. Muchos trabajadores la llevan, y especialmente los más veteranos que a menudo aprendieron a usarla durante sus años de aprendizaje. La plomada usa la gravedad. Funciona de manera similar a un péndulo.

Aplicación durante el empapelado: una simple plomada con una cuerda pero sin recuperación automática es suficiente para empapelar. La cuerda y el peso se unen a un clavo de unos 50 cm (es decir, el ancho estándar de una tira de papel pintado menos 2-3 cm) desde la esquina interna y se deja que oscile hasta que se crea una línea recta. Para trazar a lo largo de esta línea de una manera perfectamente recta y evitar que el lápiz se deslice, es útil que una persona pueda sostener el peso mientras que la otra dibuja la primera línea para el papel pintado. Una opción aún más fácil es aplicar polvo de tiza de color a la cuerda y luego presionarla con cuidado contra la pared.

Carretes de trazado: modelos y uso

Un carrete de línea de tiza es una herramienta útil para trazar líneas rectas en varias superficies. También conocida como "cordel tiralíneas" es una alternativa moderna a la plomada. Consiste en una carcasa de plástico o aluminio cónica, resistente a los golpes, con cuerda y un pequeño contenedor lleno polvo trazador de colores. La carcasa sirve de peso para crear líneas verticales en las paredes; algunos modelos de alta calidad también cuentan con una pieza de metal para ese fin.

Tapeten-Schlagschnur

El gancho conectado al extremo de la cuerda se utiliza para colgar el artilugio en un clavo en la pared o el techo. Puede desenrollarse manualmente y recogerse automáticamente o con manivela, dependiendo del modelo. Antes de su uso, el polvo de tiza, que viene en botellas pequeñas y en varios colores (azul, verde, rojo y amarillo, por ejemplo), se introduce en el pequeño recipiente del dispositivo. El polvo trazador de colores se puede comprar por separado, pero generalmente se incluye en el kit de carrete de trazado.

La cuerda se cubre automáticamente de polvo trazador al enrollar y desenrollarla. La cuerda generalmente está hecha de una mezcla de algodón y poliéster a la cual se pega muy bien el polvo trazador. El tamaño de la carcasa, el peso y la longitud de la cuerda pueden variar, dependiendo del modelo. Los carretes de trazado con función de recuperación manual, carcasa de plástico y cuerdas de hasta 30 m de longitud están disponibles entre 5 y 10 €. Incluso los modelos de bajo costo a menudo vienen con un pequeño vial acoplable (como en los niveles).

Aplicación durante el empapelado: se fija el artilugio se fija al techo a unos 50 cm (es decir, el ancho estándar de una tira de papel pintado menos 2-3 cm) desde la esquina; a continuación se saca cuerda de la carcasa hasta la parte inferior de la pared y tensa. Luego se separa ligeramente de la pared y se suelta. El polvo trazador dejará una línea recta en la pared. Los carretes de trazado también son muy útiles para techos, ya que se pueden usar por toda el área.