Cómo despegar papel pintado – Modos dependiendo del tipo de papel pintado

Nuestro "experto" en papel pintado usa lo que se podría llamar artillería pesada para arrancar papel pintado antiguo. A juzgar por su expresión, ya se le ha agotado la paciencia. ¡Y todavía le espera este fabuloso papel pintado para adornar sus paredes!

No hay que llevarlo al extremo, con un poco de ayuda y consejos no hay necesidad de probar todo tipo de métodos extraños, y no tan maravillosos, para retirar el papel pintado antiguo; de hecho, puede tratarse de una tarea bastante relajante. Al comprar papel pintado, se debe tener en cuenta el trabajo que supondrá despegarlo en el futuro. Con unos cuantos consejos prácticos, ni siquiera tendrás que realizar pruebas especiales para determinar qué método es el mejor cuando llegue el momento de desprender el papel pintado.

Símbolos que proporcionan información sobre el método correcto para desprenderlo
Las especificaciones de cada tipo de papel pintado en nuestro sitio web proporcionan información sobre cómo desprenderlo. Las características también están ilustradas por símbolos en la etiqueta del papel pintado, que se puede consultar una vez que se ha comprado y recibido el papel.

A continuación presentamos las tres posibles opciones y también proporcionamos las instrucciones para ayudarte a determinar qué método debes emplear para desprender papel pintado antiguo. Además, puedes encontrar información detallada sobre los pasos necesarios para quitar papel pintado tejido no tejido y con base de papel en el artículo Cómo despegar papel pintado antiguo.

1. Papel pintado que se puede despegar sin remojo y sin dejar marcas (Fácil de desprender en seco)
Esto significa que se puede arrancar cada tira de papel de la pared entera, sin dejar rastro, sin tener que remojar ni rayar/lijar antes. Obviamente, éste es el método más fácil, pero solo funcionará si se ha empleado con anterioridad la pasta adhesiva adecuada. Realiza la "prueba de arrancado" para determinar si se puede desprender el papel pintado sin remojo sin dejar rastro. Agarra las esquinas de la tira y comienza a despegarla. Si la tira se desprende entera de la pared (o al menos trozos grandes), será pan comido quitarlo.

2. Papel pintado que necesita remojo antes de despegar (Remojar antes de desprender)
Éste es el método más común para la mayoría de papeles pintados. Tanto la capa base como la decorativa se deben remojar abundantemente, para reblandecer la pasta adhesiva en la pared. A continuación, se puede usar una espátula para desprender el papel pintado. Si la capa decorativa es impermeable o lavable, hay que lijarla o rasparla primero, para que el líquido pueda penetrar. Realiza de nuevo la "prueba de arrancado" para ver cómo necesitas proceder. Si el remojo no produce el efecto deseado, deberás raspar (lijar) primero y, a continuación, remojar la zona de nuevo. Si se puede arrancar un pedazo pequeño con espátula después de un breve remojo, ya sabes qué hacer…

3. Papel pintado con 2 capas que se puede separar y despegar sin remojo (2 capas que se separan y desprenden en seco)
Los papeles pintados que están etiquetados de este modo contienen una capa decorativa superior (por ejemplo, vinilo) que se puede desprender en tiras enteras –o grandes pedazos− sin necesidad de remojo. El material base permanece en la pared. Se puede empapelar directamente sobre esta capa, siempre que quede intacta, sin daño y bien adherida a la superficie. Si no es el caso, se tendrá que arrancar el material base de la pared. Para ello, remójalo en agua mezclada con líquido lavavajillas y, a continuación, desprender con ayuda de una espátula. La prueba de arrancado revelará de qué material se trata. Agarra una esquina de la tira de papel pintado y despréndela de la pared en diagonal (es decir, hacia el centro de la tira). La capa superior debe separarse del material base.

Quitar-papel-pintado

El pre-empapelado es igual al post-empapelado
Con el fin de que desprender el papel pintado sea lo menos trabajoso posible, se debe prestar atención al material incluso cuando se compra por primera vez el nuevo papel pintado. Dicho esto, sabemos por experiencia que la elección de papel pintado no se debe basar únicamente en el método para despegarlo. Al fin y al cabo, solo se añaden unos cuantos minutos al proceso de despegado. Sin embargo, el diseño que elijas formará parte de tu vida durante años. La principal razón para seleccionar una decoración para paredes en particular la debe determinar el color y el patrón que más te guste. Todo lo demás es secundario.

Los siguientes consejos prácticos te ayudarán a despegar el papel pintado en el futuro, independientemente del material del que se trate. Incluso sin realizar la prueba de arrancado, sabrás qué método es mejor para despegar el papel pintado, incluso aunque hayan pasado años desde que se empapeló.

-Crear un tipo de “álbum de patrones” para cada habitación que se empapela. Y funciona del siguiente modo: Recorta un pedazo del papel pintado en tamaño A4 y pega en él la etiqueta del rollo. ¡Listo! Toda la información necesaria ya la tienes en un solo lugar. A continuación, puedes grapar todas las páginas de papel pintado individuales de cada habitación y guardar el "álbum" en un lugar seguro.

-Si no eres muy amigo del "papeleo", toma una foto del papel pintado y de la etiqueta de información y guardarla digitalmente con el nombre de la habitación correspondiente.

-A pesar de que esto implica añadir un paso más al proceso de empapelar, recomendamos aplicar primero imprimación a pared. Porque cuando haya que desprender el papel pintado años más tarde, habrá merecido la pena.

 
 

Comentar

 

Los campos marcados con * son obligatorios.